Domicilio social

Alojar un domicilio social implica principalmente el acceso a una dirección que puede ser utilizada en el proceso de registro de una nueva empresa. Los beneficios de alojar nuestra sede incluyen bajo costo, seguridad y acceso a oficinas y una sala de conferencias en la misma dirección.

Ahorra dinero

Si eliges alojar tu sede con nosotros, no solo ya no tendrás que lidiar con el pago de un alquiler mensual por una oficina registrada, sino que también tendrás un costo estándar por año. Si esto no te ha convencido hasta ahora, entonces te contamos que el impuesto a la vivienda no aumentará ya que tu negocio está registrado con nosotros.

¡No pierdas tu tiempo!

Sabemos lo desagradable que es llamar a la puerta de tus vecinos para pedir su consentimiento para poder abrir un negocio, y por si fuera poco, también necesitas el consentimiento de la comunidad de propietarios y su presidente. Ya no necesitas estas cosas con nosotros, ¡así que tendrás más tiempo para ocuparte de tu negocio!